Historia del colchón

977 642097
Historia del colchón

Si estás pensando en decorar o redecorar tu casa, una solución puede ser pasarse por una tienda de venta de toldos en Torredembarra donde podrás captar ideas a la hora de hacer que tu hábitat sea el más moderno y confortable posible.

Uno de los elementos más importante de confort que tiene una casa es la cama, y particularmente su colchón, que es el que te sostiene cuando estás dormido. Piensa que este elemento es el que sostiene tu cuerpo una tercera parte de tu vida, por eso si sientes que no descansas lo suficiente no tardes en acudir a una tienda de interiorismo o de venta de toldos en Torredembarra para obtener la solución que andabas buscando.

En sus orígenes, nuestros antepasados para dormir hacían un lecho de pieles y hojas secas que les permitía aislarse del suelo y les daba cierto confort. Los primeros colchones propiamente dichos datan de la época anterior a los romanos y consistían en un saco rellenos de hojas, paja o lana seca, tenían que ser sacudidos y aireados diariamente debido al alto contenido de insectos y ácaros que tenían.

Los griegos y los romanos sofisticaron un poco el colchón rellenándolo de plumas de oca o de ganso, haciendo que el colchón fuera algo más esponjoso. En el Renacimiento, las clases altas dormían sobre colchones de seda o terciopelo rellenos de paja o plumilla. No fue hasta el siglo XVII cuando se usaron los primeros colchones con muelles rellenos de lana en Inglaterra.

Y es en el siglo XX cuando el colchón experimenta su cambio definitivo, pasando de los colchones de picado de espuma de los años 50 a los colchones de látex que conocemos hoy en día y que en Mi Casa Interiorismo estaremos encantados de enseñarte invitándote a que te acerques a nuestras instalaciones.

haz clic para copiar mailmail copiado